Blogia
laluserrana

PROHIBIDO.

La tarde a la hora de la siesta con tiempo disponible, me da la libertad necesaria.
Silenciosa como es mi costumbre, me encamino al encuentro con el.
Cumplo con todos los ritos previos al placer, mejor dicho me dejo llevar por el hábito de hacerlo...siempre preparada para esta cita a la que me siento obligada.
Muchas veces intente dejarlo. Es dañino para mi.
Personas sensatas me previnieron en contra de él.
No hubo caso, a nadie quise escuchar.
Sacudo la cabeza resignada, aceptando con una sonrisa este fatalismo, y elijo para el excitante momento un lugar en la semipenumbra.
El y yo. Juntos.
Como un anticipo, siento en mi mano el calor de él.
El deleite fue sin igual y se prolongo durante un largo tiempo. Ya totalmente sometida, rememoré:
-¿Cuántos años tenía cuando furtivamente me encontré con él, por primera vez a solas?-
Porque había sido precoz.
Aprendí a gustarlo golosamente a la edad de ocho años.
Espiaba los movimientos de mis padres y hermanos...
Hasta de mi abuela me cuide. Fui astuta ya jamás me sorprendieron.
Me encanto disfrutar de lo prohibido.

Sonrío. Ahora con muchos años a cuestas y con hijos ya casados..., me he quedado sola.
Pero la presencia cálida de él, estuvo y está permanentemente...
Para hacerme menos duros los inviernos, y mas frescos los veranos...aunque nuestros encuentros sean esporádicos y fugaces.
Ahora, si la vejez me doblegara, seguiría siempre acudiendo a él. Respondiendo a su llamado. Buscando, el placer del mate.

Ada Ortiz Ochoa.

Ada Ortiz Ochoa, o Negrita como le decimos los amigos, es una escritora cuyas obras son capaces de maravillar al mas exigente de los lectores.
Este es un sencillo homenaje para ella; Que fue mi maestra de quinto grado, y la mujer incansable de infinita paciencia, que inspiró en mi este amor tan grande que hoy tengo por la literatura...
Ella, con sus modos dulces y sus consejos puntuales, me incita en la actualidad a escribir y expresarme, a enfrentarme al mundo con mis virtudes y mis defectos; A mostrar mis capacidades, aceptando y retribuyendo las bendiciones que Dios me da cada día....
A Negrita con inmenso cariño sea mi eterno agradecimiento;”.... Porque fuiste labradora en la tierra del saber, y hoy cosechamos con abundancia los frutos de tu ardua tarea. Y aún cuando me miras, el reflejo de tus nostálgicos ojos me devuelven a la niña que fui...”
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres